Trujillo – Ruta de los balcones de esquina

Pablo 3 agosto 2014 0


trujillo-caceres-espana1

Proponemos ahora un pequeño paseo alrededor de Trujillo admirando algo muy característico de la arquitectura de la ciudad: los balcones.

A medida que vamos paseando, vemos la confluencia de estilos gótico, barroco y renacentista de la mayoría de los monumentos. Toda esta mezcla de estilos viene dada tanto por la geología como la geografía que posee Trujillo. Entre pueblos del Sur, reconquistas procedentes del Norte, comercio, nobleza, todos colaboraron a crear esta impresionante atmósfera. Si es cierto que los balcones son más típicos del renacimiento, aunque nunca se dejaron de utilizar, nuestro paseo puede comenzar por el sencillo y escueto balcón de la familia Quiroga, encuadrado en un alfiz gótico, o el riquísimo y majestuoso balcón de Hernán Pizarro, que llena, prácticamente todo el edificio. Sin embargo encontramos de todo conforme avanza nuestro paseo por Trujillo: balcones elegantes, pesados, finos o toscos, alegres y secos. Como paradas, recomendamos, por ejemplo el balcón de esquina del Palacio de Quiroga. Si bien no destaca por su riqueza artística, lo hace por ser el primero en Trujillo. Ejemplo de otros muchos balcones, éste se trata de una sencillísima ventana enmarcada donde distinguimos el escudo de la familia Cárdenas.

Nos dirigimos ahora a la siguiente parada en la Plaza Mayor, haciendo ángulo con el Palacio de los Marqueses de la Conquista, el majestuoso balcón del Palacio de los Duques de San Carlos, decorado con un escudo de la familia Carvajal Vargas.

Por último nos dirigiremos a la calle San Miguel, donde encontramos la Casa de los Sanabria Berajano. Su precioso balcón flanqueado por columnas corintias y fuste estriado.

Esta posibilidad de tomar un tranquilo paseo admirando las calles empedradas de Trujillo y alzando la mirada para contemplar los bellos balcones de época, es una de las actividades más recomendadas para los amantes del descanso y el arte.